Tortilla de Patatas Esponjosa

  • Tortilla de Patatas

  • Tortilla de Patatas
    con Cebolla

  • Tortilla de Patatas
    con Pimientos

  • Tortilla de Patatas
    con Chorizo

  • Tortilla de Patatas
    Thermomix


  • "Tortilla de Patatas Esponjosa"

    Receta de Tortilla de Patatas Esponjosa


    Ahora te explicamos cómo preparar en casa una tortilla de patatas esponjosa, una receta tan rica como la tradicional pero con una textura muy agradable de comer. Toma nota de la receta, verás que fácil es.

    Ingredientes:

    - Patatas, unos 600 gramos
    - Huevos frescos, 5 o 6 grandes
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal
    - Levadura en polvo, media cucharadita




    Preparación:

    La preparación de esta receta es similar a la de la tradicional tortilla de patatas, pero para conseguir que nos quede más esponjosa vamos a añadir un poco de levadura entre sus ingredientes. Otra forma de hacerla esponjosa sería añadir un poco de leche a los huevos batidos, pero nosotros os aconsejamos usar la levadura.

    Para empezar la preparación haremos como siempre se hace en estos casos, pelar y lavar las patatas y luego cortarlas en daditos no demasiado grandes. Si prefieres cortarla en rodajitas o en lascas, hazlo como más te guste. Mientras tanto vamos a poner a calentar una sartén grande con bastante aceite de oliva virgen a calentar. Cuando esté bien caliente, freiremos las patatas en la misma, dejando que queden bien fritas por todos lados.

    Una vez fritas, dejamos escurrir las patatas, para que pierdan todo el aceite sobrante, y dejamos enfriar un poco. Batimos los huevos con media cucharadita de levadura y un puñado de sal y mezclamos las patatas fritas junto a los mismos, para que las patatas vayan absorbiendo el huevo batido. Ponemos una sartén adecuada para hacer la tortilla a calentar a fuego lento-medio con un chorrito de aceite de oliva, y vertemos la mezcla cuando esté caliente.

    Hacemos la cara de debajo de la tortilla hasta que cuaje bien el huevo, entonces daremos la vuelta a la misma y haremos la otra cara, hasta que la tortilla quede también bien hecha por los bordes, y quede bien cerrada. Si la haces a fuego lento te será más fácil que quede bien hecha por dentro y no quede cruda, a menos que te guste así. Es importante tener cuidado a la hora de voltearla, para lo que puedes usar un girador de tortillas o en su defecto un plato, que debe ser llano y más grande que la sartén.


    Una vez tengas la tortilla en su punto, sírvela en caliente, no dejes que se enfríe demasiado, y comprueba que ha quedado más esponjosa que otras tortillas que hayas preparado sin levadura. Pruébala también echando un chorrito de leche en lugar de la levadura, queda también bastante esponjosa y rica.