Tortilla de Patatas al Horno

  • Tortilla de Patatas

  • Tortilla de Patatas
    con Cebolla

  • Tortilla de Patatas
    con Pimientos

  • Tortilla de Patatas
    con Chorizo

  • Tortilla de Patatas
    Thermomix


  • "Tortilla de Patatas al Horno"

    Receta de Tortilla de Patatas al Horno


    Esta nueva receta que te proponemos ahora es una forma de hacer una rica tortilla de patatas pero empleando el horno para hacer la tortilla una vez tenemos las patatas fritas. Si se te da mal hacerla en sartén, prueba esta forma de hacerla.

    Ingredientes:

    - Huevos, 6-7 grandes
    - Patatas para freís, un kilo
    - Aceite de oliva virgen
    - Sal




    Preparación:

    Lo primero, como siempre, será freír las patatas para nuestra tortilla, así que vamos a poner a calentar una sartén grande con abundante aceite de oliva de calidad, mientras preparamos las patatas. Las vamos a pelar bien y a lavarlas, y luego las troceamos en dados del mismo tamaño. Una vez esté el aceite bien caliente, las echamos para freírlas. Intenta no echar demasiadas patatas porque entonces no se freirán bien, si necesitas hacerlas en varias veces hazlo mejor así.

    Mientras se van friendo, batiremos los huevos con un poco de sal, en un recipiente que sea amplio, ya que ahí echaremos las patatas una vez estén fritas y las hayamos escurrido del aceite sobrante y se hayan enfriado un poco. Las mezclamos con el huevo y dejamos reposar unos minutos en ese recipiente.

    Cuando pasen 10-15 minutos, encendemos el horno para precalentarlo a 190ºC, y mientras alcanza esa temperatura vamos a coger el molde en el que hornearemos la tortilla de patatas, y untamos un poco el fondo y los bordes con aceite de oliva, vertiendo después sobre el mismo la mezcla de patatas y huevo.

    Metemos en el horno una vez esté a los 190ºC deseados, y dejaremos sobre 20 minutos que se vaya horneando. Pon el calor tanto arriba como abajo, aunque debes controlar que si por arriba está bien doradita pero por dentro está aún cruda, debes dejar el horno con el calor activado únicamente por debajo.

    Una vez que haya pasado ese tiempo, si ves que por fuera ya está con buen color, puedes pinchar el interior y ver si está también en su punto, si no la dejas un poco más a que por dentro quede perfecta, momento en el que debes sacarla del horno. Ya sólo queda desmoldarla y servirla en caliente, verás que rica te queda y como gusta a tus comensales.